miércoles, 22 de marzo de 2017

Reseña: Elantris, Brandon Sanderson

Resultado de imagen de elantris Título: Elantris
Autor: Brandon Sanderson
Editorial: Ediciones B
Número de páginas: 794
ISBN: 9788466624237
Precio: 25 €
Puntuación: 9,5
 
Bienvenidos a la ciudad de Elantris, la poderosa y bella capital de Arelon llamada la 'ciudad de los dioses'. Antaño famosa sede de inmortales, lugar repleto de poderosa magia, Elantris ha caído en desgracia. Ahora solo acoge a los nuevos 'muertos en vida', postraos en una insufrible 'no-vida' tras una misteriosa y terrible transformación.

Un matrimonio de Estado destinado a unir los reinos de Arelon y Teod se frustra, ya que el novio, Raoden, el príncipe de Arelon, sufre inesperadamente la Transformación, se convierte en un 'muerto en vida' y debe refugiarse en Elantris. Su reciente esposa, la princesa Sarene de Teod, creyéndolo muerto, se ve obligada a incorporarse a la vida de Arelon y su nueva capital, Kae. Mientras, el embajado y alto sacerdote de otro reino vecino, Fjordell, usará su habilidad política para intentar dominar Aleron y Teod con el propósito de someterlos a su emperador y su dios.
Hacía ya mucho tiempo que tenía a Brandon Sanderson en mi lista de autores pendientes, y lo estaba demorando demasiado. Con lo que me gusta a mí la fantasía y que todavía no hubiera leído a uno de los grandes de este género...

Elantris nos presenta un mundo totalmente nuevo y desconocido para el lector, con el que hay que ir familiarizándose poco a poco. Sólo con esa premisa, ya me tenía ganada desde el principio. La trama se desarrolla en Arelon: un reino gobernado por mercaderes como consecuencia de una revolución, en la que la riqueza define tu estatus social. La antigua capital de Arelon, Elantris, ha caído en desgracia: los elantrinos antes eran dioses con poderes magníficos; ahora son como muertos en vida obligados a refugiarse tras sus altos muros.
Por otro lado tenemos Teod, un reino al otro lado del mar que busca la alianza con Arelon para evitar la expansión de las fronteras de Fjordell, reino vecino de Arelon que amenaza con apoderarse del mundo entero.

Resultado de imagenAlgo que me sorprendió de Elantris es que a pesar de ser un libro de fantasía épica, no cumple con el típico esquema. En primer lugar, el ritmo es bastante más pausado de lo que estamos acostumbrados en este tipo de novelas. La trama se cuece a fuego lento y predominan los diálogos, las intrigas políticas, los debates y las conspiraciones sobre la acción y la fantasía como tal. Por eso al principio puede costar un poco engancharse, pero una vez que se empieza a leer con constancia, te atrapa sin remedio.

También se hace un poco difícil durante las primeras páginas el hecho de que el autor nos mete directamente en materia, sin explicar nada de este nuevo mundo de primeras. Cuestiones como las relaciones entre los reinos, las distintas religiones, las costumbres, los rangos... todo esto debemos de ir descubriéndolo poco a poco, y al principio resulta un poco confuso. De todas formas, pasado el primer bache todo fluye con mayor facilidad. Cuanto más leía más fascinada me sentía por este nuevo mundo y lo complejo que era, con que mimo y cuidado estaban pensandos todos los detalles.

La historia está narrada a tres voces. Al principio pensé que iba a echar de menos más variedad de personajes principales, pero no ha sido para nada así.
En primer lugar tenemos a Raoden, el príncipe heredero de Arelon, que ha sido alcanzado por la Shaod (la Transformación), se ha convertido en elantrino y ahora debe de pasar sus días recluidos en Elantris. Pero Raoden es un personaje con un increíble optimismo, que cree en sí mismo y en los demás, y no se dará por vencido tan fácilmente. Junto a él iremos desenmarañando los secretos de Elantris: por qué cayó en desgracia, por qué la Shaod afecta a unos y a otros no...

Después está Sarene, la princesa de Teod, que desembarca en Arelon para descubrir que su prometido, Raoden, acaba de fallecer. Sarene tendrá que acostumbrarse a la vida en Arelon y hacerse un hueco en su complicada situación política. Sarene demostró tener una fuerza de voluntad y una tenacidad increíbles. Es un personaje cabezota, increíblemente inteligente, que siempre parece salirse con la suya.

Y por último, tenemos a Hrathen, un personaje al que le he cogido un cariño inmenso, que me ha fascinado por completo. Hrathen es un sacerdote de Fjordell, enviado por su rey a Arelon para convertir a toda la población a su religión. Hrathen parece el único en este libro capaz de competir en inteligencia con Sarene: frío, calculador y objetivo. Pero cuantas más páginas pasan, más debilidades e inquietudes afloran en su personalidad, y es ahí donde me ha conquistado como personaje.

Del final sólo puedo decir que se concentran toda la acción y la magia que no hemos visto durante toda la novela. Ha estado totalmente a la altura y ha sido el broche perfecto para esta fascinante novela.


Elantris es una novela de fantasía cuya trama se desarrolla con mucha calma y que tiene menos personajes de los acostumbrados, lo que puede chocar un poco al principio. Sin embargo, la ambientación es maravillosa y la trama está perfectamente hilada: llena de intrigas palaciegas y de conspiraciones. Lo recomiendo totalmente y desde luego pienso seguir leyendo más libros del autor. 

domingo, 19 de marzo de 2017

Película: El renacido (The revenant)

Resultado de imagen

Título: El renacido
Director: Alejandro G.Iñárritu
Guionistas: Mark L.Smith
Género: Aventura
Duración: 156 minutos
Puntuación: 7,5

Durante una expedición en las tierras salvajes americanas, el legendario explorador Hugh Glass es brutalmente atacado por un oso y dado por muerto por los miembros de su propia partida de caza. En su cruzada por sobrevivir, Glass supera inimaginables tribulaciones, además de la traición de su confidente John Fitzgerald. Guiado por la pura determinación y el amor de su familia, Glass deberá superar un duro invierno mientras busca sin descanso un motivo para seguir adelante y encontrar la redención.
Ya era hora de que viera esta película, que la tenía pendiente desde que ganó sus 3 Óscar pero por unas cosas u otras la fui dejando hasta ahora.

Antes de nada, recomiendo ver esta película sin saber prácticamente nada de ella, porque ya leyendo la sinopsis -aunque tampoco pueda considerarse spoiler- te revela muchas cosas que sería mejor no saber. Así que tampoco quiero hacer mucho hincapié en la historia precisamente por esto, sólo diré que es una historia de supervivencia, dura, en la que todo el peso recae prácticamente sobre nuestro protagonista, interpretado por DiCaprio.



Imagen relacionadaEl Renacido es lenta. El principio es lo más ágil porque hay más variedad de personajes y más acción, pero llega un momento en que es DiCaprio quien lidera la pantalla y ahí el ritmo ya se hace un poco más pesado. A pesar de ser una historia de aventuras, y de que tiene bastantes momentos de acción y de tensión, en general no tiene un ritmo frenético y encima dura casi 3 horas, así que si vais a verla iros mentalizando de esto. De todas formas, tenía miedo de que me pareciera aburrida y no fue así. De todas formas el día que la vi debía de estar encima un poco cansada, porque aunque me estaba gustando a mitad de película tuve que dejarla para echarme una siesta porque me moría de sueño, y luego ya la retomé.

Pocos diálogos, planos largos sólo con paisajes y música, una larga duración... todo esto puede asustar, pero El Renacido tiene otras cosas por las que merece la pena verla.
Primero, la fotografía. No en vano ganó el Óscar y es que se lo tenía bien merecido. Los paisajes son increíbles, preciosos, desolados y fríos, llenos de nieve, árboles desnudos y ríos congelados. En este sentido no podría haber sido mejor.
En segundo lugar, hay escenas que te mantendrán pegado a la pantalla, y la película no se corta a la hora de enseñar sangre, vísceras o momentos muy crudos. Es directa y sin tapujos, pero tampoco se recrea en estas escenas. Con esto quiero decir que es aceptable para cualquiera -a no ser que tengáis un estómago especialmente sensible- y yo desde luego no la destacaría por sus escenas duras. Sólo hay una que me dio bastante respeto y que creo que podría dar mucho asco, pero ya digo que tampoco es nada exagerado.

Las actuaciones tampoco dejan nada que desear, pero es que con semejante elenco de actores pues cualquiera se espera otra cosa. Sin duda DiCaprio lo hace maravillosamente bien sin apenas palabras, pero en referente al tema del Óscar... en fin, no me parece su mejor actuación ni mucho menos, creo que ha tenido películas en las que lo hace muchísimo mejor. Sin duda le dieron el Óscar porque ya tocaba, porque no se lo habían dado otras muchas veces en las que sí que se lo merecía.



En resumen: El Renacido es una película con un ritmo algo lento, pero que merece la pena ver. La trama es dura, cruel y en ocasiones sangrienta, la fotografía es impresionantes y todos los actores lo bordan.
 Resultado de imagen de the revenant

martes, 14 de marzo de 2017

Martes musical: Bandas sonoras de películas #2


¡Hola lectores!

Em, sí, ya sé que es martes y estoy publicando la entrada de Miércoles musical, pero bueno, llevaba ya bastante sin publicar nada y no me apetecía esperar ni un día más.
Hace tiempo publiqué en esta sección una entrada con bandas sonoras de películas. Fue una idea que se me ocurrió para los miércoles musicales y hoy, muuuucho tiempo después, os traigo más del estilo -mejor tarde que nunca-.


The Ludlows, Jame Horner, el tema principal de la película Leyendas de pasión, de la que por cierto os dejo la reseña. La banda sonora fue una de las muchas cosas que me encantó de esta película, y de hecho me obsesioné tanto que aprendí a tocarla con el piano.



Dawn, de la película Orgullo y prejuicio. 



El tema principal de la película Requiem por un sueño, cuya banda sonora fue compuesta por Clint Mansell. Puede que sea la más diferente de las tres, pero a mí me encanta y le va como anillo al dedo a la película.

miércoles, 8 de marzo de 2017

Reseña: Agnes Grey, Anne Brontë

Resultado de imagen de agnes grey  
Título: Agnes Grey
Autora: Anne Brontë
Editorial: Debolsillo
Número de páginas: 248
ISBN: 9788483469446
Precio: 5 €
Puntuación: 7

Cuando su familia queda empobrecida tras una especulación financiera desastrosa, Agnes Grey decide colocarse como institutriz para contribuir a los escasos ingresos familiares y demostrar su independencia. Pero su entusiasmo se apaga rápidamente al tener que luchar contra los difíciles hijos de los Bloomfeld y el doloroso desdén con que la trata la familia Murray. Inspirada directamente en las infelices experiencias de la autora, Agnes Grey describe las temibles presiones a que se sometía a las institutrices en el siglo XIX.
Habiendo leído ya a dos de las hermanas Brontë, iba siendo hora de que lo rematara con Anne Brontë. Además, este año me he propuesto probar con 5 autores clásicos que no hubiera leído antes y este libro me ha ayudado a completar el reto.

Me animé a leerlo en inglés, y aunque ha sido una de las lecturas más difíciles que he hecho, no me arrepiento para nada. De todas formas, a pesar del idioma, no es libro que se me haya hecho aburrido o cuesta arriba. La pluma es bastante fácil -dentro de lo que cabe- y al ser un libro tan cortito, se lee rápidamente.

Como dice la sinopsis, cuenta las vivencias de la joven Agnes Grey, que decide ejercer de institutriz cuando su familia se ve arruinada y acosada por las deudas debido a una mala inversión. Su decisión la llevará lejos de su hogar y del calor familiar en el que había estado protegida hasta el momento.
El libro tiene el clásico ritmo tranquilo al que ya nos tienen acostumbrados este tipo de novelas de la época victoriana. De hecho, esta lectura me ha recordado muchísimo a Jane Eyre, ya que tienen muchos puntos en común: una historia poco enrevesada y constante, más centrada en los personajes -sobre todo la protagonista- y una relación amorosa que termina siendo el principal ingrediente del libro.

La protagonista, Agnes Grey, nos narra el libro en primera persona, describiendo sus vivencias como institutriz y todo lo que tiene que soportar. Desde niños malcriados que no le hacen ningún caso hasta adolescentes engreídas y egoístas que sólo piensan en sí mismas y que la usan casi como si de una criada se tratara. Y por si fuera poco, Agnes no cuenta con el apoyo de los padres para poder educar a sus hijos, ya que no le dan ningún tipo de autoridad y cualquier falta o mal comportamiento es culpa de la institutriz, que no hace bien su trabajo.

Es imposible no empatizar con la protagonista en estas circunstancias, además de que podemos obserbar cómo se siente y todo lo que piensa de primera mano. Sin embargo -y es algo que me pasa mucho con este tipo de novelas- a veces me sacaba de quicio con su pasividad. Es un personaje que siempre está a la sombra de todos, que no resalta, que nunca se queja, que nunca tiene una mala palabra o un mínimo acto de rebeldía cuando las cosas son injustas. Entiendo que la época era así, pero a veces Agnes me frustraba y mientras leía yo estaba como: "que le den un chute de algo a esta mujer, que le falta sangre en las venas, por favor, ¡espabila! ¡haz algo! ¡no dejes que te traten así!".

 Poco más tengo que añadir. Es un clásico que no se tarda nada en leer y que os gustará si os ha gustado Jane Eyre o las novelas de Jane Austen, ya que sigue el mismo estilo.


Agnes Grey es un libro que me alegro de haber leído por fin y haberme estrenado con la autora. Tampoco puedo decir que se haya convertido en uno de mis favoritos, pues al final me ha dejado más indiferente de lo que pensaba, pero ha sido una buena lectura en términos generales.
 Resultado de imagen

domingo, 5 de marzo de 2017

Book-tag de los clásicos


¡Hola lectores!

Hacía ya un tiempo que no hacía ningún book-tag y ya iba tocando. Hoy os traigo el book-tag de los clásicos, del que probablemente habéis oído hablar ya que ha circulado por muchísimos blogs y canales de youtube. Estuve dudando mucho sobre si hacer este u otro que también me había llamado la atención, pero finalmente me he decidido por este. 


En realidad me gusta leer sobre cualquier período, pero sobre lo que más he leído y una de las épocas que más disfruto es la época victoriana, aunque es cierto que muchos de estos libros se terminan pareciendo y que tampoco suelo leerla muy de seguido.

Blancaflor, la hija del diablo. No sé si se puede catalogar de cuento de hadas, pero era mi favorito de una recopilación que tenía de cuentos populares españoles. 


Resultado de imagen de lo que el viento se llevo  Resultado de imagen de mujercitas 1949

Lo que el viento se llevó, que a pesar de durar sus tres horas largas me encantó, y eso que el libro al final ni lo terminé. Y Mujercitas (1949) que es mi versión favorita de este clásico porque es la que siempre he visto desde pequeña.

Resultado de imagen de dracula de bram stoker 

Es una película que un montón de gente ama, pero a mí no me convenció. El actor que hacía de Drácula me chirriaba mucho en algunas partes, y la historia de amor aunque no me disgustó, tampoco me pareció tan épica como la pintaban. Vamos, que me quedo con el libro mil veces antes. 



Las ediciones de Austral singular son preciosas, de tapa dura y de tela, y además a un precio bastante asequible.

Tamcoco es que esté infravalorado, pero ni siquiera es de los más famosos dentro de la obra del autor y  como ya dije en la reseña, a mí me maravilló.


De Charles Dickens hay muchísimos libros que no he leído y que va siendo hora de ponerle remedio.

miércoles, 1 de marzo de 2017

Película: Brooklyn

Resultado de imagen de brooklyn pelicula  
Título: Brooklyn
Director: John Crowley
Guionistas: Nick Hornby
Género: Drama, romance
Duración: 105 minutos
Puntuación: 9

En los años 50, la joven Eilis Lacey decide abandonar Irlanda y viajar a los Estados Unidos, concretamente a Nueva York, donde conoce a un chico del que se enamora. Pero un día, a Eilis le llegan noticias de un grave problema familiar y tendrá que decidir entre quedarse en su nuevo país o volver a su tierra natal.
Esta película la vi casi por casualidad y he decidido traerla al blog porque a lo tonto ha sido una historia que me ha encantado.

La trama tiene poco más de lo que dice la sinopsis: Eilis es una joven irlandesa que decide abandonar su pueblo natal y mudarse a Nueva York, donde empieza a trabajar como dependienta de unos grandes almacenes. Alejada de su familia y de todo lo que conocía hasta el momento, va a verse envuelta en un mundo nuevo, lejano y apasionante. Y os preguntaréis: ¿eso es todo? Pues sí. Pero no os dejéis engañar: puede parecer una historia simple -que lo es- pero esta es una de esas películas en las que con muy poco se hace mucho. 

Resultado de imagenLa historia es sencilla, tiene pocos personajes y poca acción. Para que Brooklyn guste hay que saber lo que se viene a ver: si esperas una película con grandes giros argumentales y acontecimientos, entonces esta no es para ti.
De todas formas, no penséis que por tener el ritmo que tiene es una película aburrida, nada de eso. A mí me ha enganchado desde el principio y estaba deseando que no se terminara.

Todo el peso recae sobre la actriz principal: Saoirse Ronan, que ya se está coronando como una de mis actrices actuales favoritas. Pero es que la actuación que hace en Brooklyn es muy acertada, se luce en la pantalla con muy pocas palabras pero una mirada muy profunda y llena de expresión.


Además, esta película tiene encanto propio. La ambientación y los colores están muy cuidados y los planos son muy elegantes, con muchos detalles, una maravilla para la vista. De hecho, los colores vivos me recordaban un poco a la reciente  La la land, pero ni que decir tiene que me ha gustado mucho más.

En cuanto a la historia, diría que de lo más importante es el tema del amor. Se trata de una manera cercana y natural, como el resto de la película, sin grandes dramas ni declaraciones de amor: todo muy simple, pero increíblemente tierno y dulce. Consigue llegar al expectador porque es real. Brooklyn es una película sin grandes pretensiones, que no quiere ser lo que no es.
Pero sobre todo se habla de la añoranza del hogar, del miedo y a la vez la excitación de los nuevos lugares y de las nuevas oportunidades. La protagonista, Eilis, no está en una situación fácil cuando llega a Nueva York: se siente sola y perdida y echa de menos a su hermana y a su madre. Y después, cuando las cosas empiezan a ir bien, tiene que volver a Irlanda durante una temporada para encontrarse con la peor de las decisiones: volver a su vida en su pueblo natal, que parece que de pronto despleiga un abanico de posibilidades ante ella que no tenía antes de irse, o la nueva vida que estaba forjando en Nueva York.



En resumen: A pesar de que la trama puede parecer simplona os animo a que le deis una oportunidad a Brooklyn. Es una de esas películas que necesita pocos elementos para enganchar y hacer sentir al expectador, y es en su sencillez donde radica su fuerza. A mí me ha sorprendido muy gratamente y es una de las mejores películas que he visto en lo que llevamos de año.
Resultado de imagen

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...